domingo, 28 de julio de 2013

Magro con tomate


Magro con tomate, una receta con multitud de variantes, deliciosas todas, un clásico del sur de España, poesía pura para el que disfruta mojando pan con la salsa...
Podría enumerar cientos de calificativos, pero nos centraremos en lo principal, un plato ideal para el verano, tanto por la poca dificultad como por la comodidad de poder tenerlo preparado de un día para otro. 

Ingredientes:

- 1 kg de Magro de cerdo en trozos
- 1 kg de tomate triturado
- 3 Chalotas ó 1/2 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 1/4 pimiento rojo
- 1/2 pimiento verde
- 2 cucharadas de carne de pimiento choricero
- 1 hoja de laurel
- 4 bayas de enebro
- 1 ramita de tomillo
- 1 ramita de romero
- 1 vaso de vino tinto
- 1 vaso de agua
- Sal
- Azúcar
- Pimienta
- Aceite de oliva
- Aceto balsámico de Módena

Para la elaboración de esta receta os recomiendo el uso de una olla expres, reduciréis tiempos y os asegurareis de que la carne quede tierna.
Comenzamos cortando la verdura en una juliana fina y la reservaremos.Seguidamente echamos un chorrín de aceite de oliva en la olla, salpimentamos la carne y en el momento que el aceite este caliente rehogaremos el magro. Cuando veamos que la carne está dorada añadimos las verduras y continuamos rehogando el conjunto. En el momento que veamos que las verduras comienzan a estar blanditas añadimos la carne del pimiento choricero, un par de vueltas de cuchara en el guiso, rociamos con el vino y reducimos para que se evapore el alcohol. A continuación añadimos el agua, los aromáticos(Laurel, tomillo, remero y enebro), cerramos la olla y en el momento que en "pitorrín" comience a dar vueltas bajamos a fuego medio y esperamos 20 minutos. Transcurrido ese tiempo abrimos la olla e introducimos el tomate, corregimos de sal, añadimos una cucharada de azúcar para contrarrestar  la acidez y un chorrín del balsámico de módena. Subimos el fuego y esperamos a que el tomate esté hecho, moviendo el guiso de vez en cuando para evitar que se nos queme. La textura final de la salsa depende de los gustos de cada uno, si vemos que está muy líquida esperamos a que reduzca un poco mas.
Sólo nos queda servir e ir a la mesa armado con una barra de pan para disfrutar de este guiso.

Síguenos en  Facebook y en Twiter @dibidabo