domingo, 21 de abril de 2013

Conejo en escabeche


El conejo es una de las carnes que más me fascinan, ya no sólo por su carne, fina y delicada, sino con lo versátil que resulta cocinar a éste "bichito".
Al ajillo, al horno, con tomate, en paella... delicioso en cualquier guiso que preparemos.
Con esta receta demostraremos una vez más la polivalencia de su carne y sobre todo la comodidad de tener una comida preparada del día anterior e incluso su conservación durante varios días.

Ingredientes:

- 1 conejo troceado
- 1 cebolla
- 5 ó 7 dientes de ajo
- 1 hoja de laurel
- Pimienta en grano
- 2 clavos aromáticos
- Hiervas provenzales (tomillo, romero, etc...)
- 1/2 vaso de vino blanco
- 1/2 vaso de vinagre de jerez
- 1/2 vaso de agua
- Aceite de oliva
- Sal

La preparación de este plato entraña poca dificultad, aunque con el tiempo de cocción nos podemos ir hasta la hora y media aproximadamente. Para comenzar salpimentamos los trozos de conejo y echando un chorro de aceite de oliva doraremos la carne en la misma cacerola donde haremos el escabeche. Reservamos el conejo a parte y añadimos aceite de oliva en una cantidad generosa, como un vaso aproximadamente. En ese aceite doraremos los dientes de ajo (enteros y pelados) y seguidamente añadimos la cebolla, previamente cortada en juliana. Pochamos la verdura a fuego moderado y en ese momento añadimos al guiso el conejo que teníamos reservado. Subimos el fuego y echamos el vino en la cacerola, esperamos a que reduzca y en ese momento completamos el guiso con el vinagre, el agua y los aromáticos ( laurel, clavo, 8 ó 10 granos de pimienta y una ramita de romero, en mi caso utilicé una mezcla de hiervas provenzales). Corregimos de sal. Si vemos que no queda cubierto el conejo podemos añadir un poco más de aceite. En ese momento bajamos el fuego hasta el punto de un mínimo hervor, casi de confitar y lo mantenemos al menos durante una hora ó hasta que el conejo esté tierno, moviéndolo de vez en cuando. Apartamos del fuego y reservamos el guiso hasta el día suiguiente. Lo servimos tíbio o en frío y ... A disfrutar!!

y en Twitter @dibidabo